11 TIPS PARA MEJORAR TU FOTOGRAFÍA DE ALIMENTOS


A veces necesitamos unas ayuditas adicionales que puedan servir como fuente de inspiración, por esto, recomiendo mis 11 tips para mejorar tu fotografía de alimentos. Sin más introducción, comencemos:


Tip 1:

Escoge los ingredientes más frescos.

Es importante trabajar con ingredientes bonitos, frescos y que se vean saludables, lo particular con una sesión de fotografía de alimentos es que la selección de ingredientes debe ser como si hiciéramos un casting, tener mucha cantidad de un elemento para que al final se elijan unos pocos.




Tip 2:

Hazlo simple.

A veces menos es más, hay que confiar en el poder de lo simple; con pocos elementos en un composición se puede crear una fotografía impactante. Recomiendo leer el artículo "minimalismo en la fotografía de alimentos" que está en este blog.




Tip 3:

Usar utilería o menaje sencillo.

Los elementos que acompañan al alimentos siempre jugarán un factor clave en una composición, mi sugerencia es escoger aquellos elementos que son simples, tal vez los que son vintage porque nunca pasarán de moda, sin embargo, hay que tener especial cuidado con sus diseños y decoraciones. A veces hay elementos que con su diseño puede distraer el ojo del observador y desvían la atención hacia el alimento.




Tip 4:

La luz lo es todo.

Aquí no hay que decir mucho, la luz es todo, pero también las sombras. Hay que trabajar con especial cuidado para encontrar un balance entre ambas para que el alimento resalte y se pueda crear una atmósfera que provoque.




Tip 5:

Crea una emoción, cuenta una historia

Hacer fotos que cuenten historias siempre será un ingrediente ganador; estas historias se cuentan a través del manejo de luz, del menaje y de la composición.

Las emociones pueden darse cuando imprimimos una sensación de movimiento y de texturas, el cerebro reaccionará muy positivamente.




Tip 6:

Pon atención a los colores y tonalidades para que se complementen.

Crear una foto representa la mayor parte de las veces, jugar con los colores de los alimentos, de los fondos y de la utilería, emplear la teoría del color es clave para que el alimento siempre sea el protagonista.





Tip 7:

Usar un fondo para resaltar y hacer énfasis en la comida.

Escoger el fondo, es crucial para ayudar a que el alimento resalte y se vuelva el mejor protagonista, la madera siempre será un elemento que nunca fallará. Los demás fondos funcionarán de acuerdo al objetivo que queramos lograr en las fotos y al clima que deseamos dar. Hay que tener especial cuidado a las texturas y tonalidades, pero como menciono, todo se vuelve muy subjetivo porque depende de lo que uno desee o de lo que el cliente desee.





Tip 8:

Crea volumen (altura, forma, enfoque, sombras).

No hay que tener miedo a las sombras, gracias a las sombras, tenemos volumen, "tridimencionalidad", profundidad. Hay que crear un buen balance entre luz y sombra. Soy de los que piensa que una sombra bien manejada, puede hacer que el alimento se vea sexy.




Tip 9:

Usa un elemento humano.

Emplear el elemento humano siempre me ha fascinado, le imprime fuerza a la imagen, transmite mucho más, y las historias son mejor contadas cuando tenemos una persona que complementa la foto, cuando digo persona aclaro que es una mano, brazo, torso, etc... prefiero evitar mostrar rostros para que el ojo no se distraiga.




Tip 10:

Domina un software de revelado.

Aquí es donde ocurre la magia. Hay que dominar el software para tener resultados profesionales, el software es un complemento indiscutible que hay que usar. Personalmente uso Capture One el cual me permite trabajar de una forma eficiente tanto para mis proyectos personales, como para trabajar junto con clientes. El flujo de trabajo me ayuda a entregar a tiempo las fotografías.




Tip 11:

Procura conseguir los mejores equipos.

Soy de los que piensa que el mejor equipo es con el que puedes trabajar en un momento determinado.

Sin embargo, si tienes oportunidad de invertir en tecnología que te apoye en ser eficiente y creativo, hazlo. La inversión se recupera.

Personalmente trabajo con la Sony A9 como cámara principal, y si por cuestiones de la vida la cámara falla, tengo como back up la A7III es importante contar con una estructura parecida para garantizar que eres un profesional cuando trabajas para un cliente.

De lentes trabajo con el 90 mm F2.8 macro, el 55 mm F1.8 y el 24-70 mm F4.


La idea de este artículo es que estos tips ayuden a generar más claridad cuando se desea hacer fotografía de alimentos para que los resultados sean cada vez más profesionales.

Muchas gracias por leer este artículo, sus comentarios son bienvenidos y gracias por seguirme en mis redes sociales.


Un abrazo!


@andr3sf_foto

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Twitter Icon

© 2020 Todos los derechos reservados por Andrés F. Bemúdez M. - @ANDR3SF_FOTO